Cómo ubicar los espejos en casa según el Feng Shui

El Feng Shui es una doctrina china que busca lograr el mayor balance, la armonía y el bienestar, también influye en cada detalle de la decoración, tanto en casa como en la oficina u otros espacios. Uno de los elementos que se deben cuidar según esta doctrina son los espejos, es decir, que hay ciertos sitios donde conviene ubicarlos mientras que en otros no es así.

La razón es que reflejan las imágenes, así que pueden multiplicar el desorden y de esta manera alejar todo lo positivo. Pero siguiendo ciertos parámetros esto se puede evitar y así sacar el mejor provecho, por ejemplo hacer que permitan ampliar los espacios de forma visual.

Para comenzar, los espejos no se deben ubicar detrás de la entrada de casa, mejor en las paredes perpendiculares, ya que así las vibras no rebotan. Tampoco conviene ubicarlos detrás del sofá o de la cama, esto imposibilita la relajación, pues es difícil alcanzarla cuando un objeto que puede ser pesado y al mismo tiempo muy frágil, está encima de la cabeza.

En los baños, se recomienda ponerlos en el área del lavamanos, nunca se deben ubicar en el fondo, ya que se verá todo al abrir la puerta y como resultado la privacidad será nula. Si en casa se cuenta con alguna oficina o zona de trabajo, no poner el espejo justo en el escritorio o mesa de labores, ya que produce pesadez y reduce la productividad.

Asimismo, es importante respetar los ángulos, especialmente en las casas con varios niveles y escaleras, lo mejor es ponerlos en los descansos inferiores y superiores, así se obtendrá más luz. Por último, es necesario buscar que se vean hermosos, así que conviene ponerlos junto a plantas, obras de arte o repisas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion