Un descanso excesivo también enferma

Pasar largas horas en jornadas de trabajo o de estudio de forma seguida, es una bomba de tiempo que en cualquier momento hará estallar alguna enfermedad y cansancio en tu cuerpo, principalmente por el estrés y la falta de un descanso adecuado.

Para ello, los médicos especialistas recomiendan tomar un tiempo de ocio, para relajar músculos y para revitalizar tu mente, de cara las próximas actividades laborales que habrás de realizar.

No obstante, el hecho de prolongar dicho descanso, también es nocivo para la salud, especialmente para quienes tienen el hábito del trabajo muy arraigado en su devenir diario.

El estrés de no saber qué hacer, el solo hecho de pensar que la oficina no puede funcionar porque te crees un ser indispensable en el trabajo, conlleva a un agotamiento extremo que termina debilitándote, a pesar de estar fuera de tu rutina.

El equilibrio es el éxito

Lo más beneficioso en todo caso, es buscar un punto donde converja la armonía, es decir, cumplir con las jornadas laborales, pero también dedicarte tiempo diariamente con actividades que permitan desconectarte de tu oficina, al menos durante dos horas al día.

Si eres mujer, seguramente podrías interesarte técnicas de relajación como una sesión de yoga o si tienes posibilidad, realizar ejercicios al aire libre en un parque con tus amigas.

Si eres hombre, sin duda alguna que lo más recomendable es acudir al gimnasio y crear rutinas de ejercicios con máquinas, para culminar el día activo y así llegar a casa listo para cenar, ducharte y disfrutar con la familia antes de dormir y enfrentar el día siguiente con las baterías renovadas.

Y recuerda: No te tomes tan a pecho tu trabajo, cumple a cabalidad con tus tareas, no permitas que te agobie el estrés y la desesperación en tu tiempo libre.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion