Recetas sencillas y deliciosas

La comida es uno de los mejores placeres, disfrutar de sabores y texturas que estimulen los sentidos es una de las más delicioso experiencias que se pueden tener. Además, la gastronomía es también un arte y una de las más valiosas excusas para reunirse y compartir con la familia, los amigos y personas especiales.

Ahora bien, cuando se trata de cocinar, resulta excelente contar con diversidad de recetas, tener una opción completamente diferente para cada ocasión, algunas pueden ser platos muy elaborados y otros más simples, pero en muchos casos son recetas de cocina sencillas y fáciles, las más impresionantes.

Pues a pesar de que puedan incluir pocos ingredientes, el resultado puede ser sorprendente, además permiten contar con mayor tiempo para hacer otras cosas y disfrutar en la mesa junto a la compañía.

Entre las recetas más sencillas es imposible no hacer mención a una que forma parte de la gastronomía típica de España, se trata de las patatas revolconas también conocidas como patatas meneás o meneadas. Es un plato tradicional y especialmente popular en las zonas de Ávila, Salamanca y Extremadura.

Asimismo, es una mezcla fantástica de sabores y texturas, se trata de la suavidad y consistencia cremosa del puré de patatas, en contraste con lo crujiente del torrezno y el sabor y color rojo del pimentón.

Cabe destacar, este maravilloso plato se originó como una comida humilde de la clase trabajadora, pues representaba una excelente opción para obtener las energías necesarias para cumplir con sus labores.

No obstante, fue evolucionando con el tiempo hasta convertirse en uno de los mejores platos y también de los favoritos en diversos bares y restaurantes. En la mayoría de los casos se sirve como tapa junto a una cerveza bien fría y el torrezno es reemplazado por panceta. A continuación, cómo preparar patatas revolconas.

Preparación de las patatas revolconas

Para preparar este delicioso plato español se requiere los siguientes ingredientes: 4 patatas, 1 cucharada de pimentón, 1 loncha de panceta, 1 cayena, 3 cucharadas de aceite de oliva y sal. En cuanto a los pasos, estos son:

  1. El primer paso es poner a cocer las patatas en una cacerola, con bastante agua y sal durante 20 minutos.
  2. Una vez listas, escurrir las patatas y aplastar o triturar hasta que se forme un puré.
  3. Seguidamente, agregar el aceite de oliva en una sartén y sumar la cayena.
  4. Luego de un par de minutos, retirar la cayena y agregar la cucharada de pimentón. Rehogar durante algunos segundos, teniendo cuidado para evitar que se queme.
  5. Ahora, verter el aceite picante junto con el pimentón, sobre el puré y mezclar hasta que este tome un tono rojizo.
  6. En otra sartén dorar algunos trozos de panceta.
  7. Por último, añadir la panceta al puré y está listo el plato.

Es importante resaltar, las patatas revolconas se sirven bien calientes, es un plato excelente para preparar en casa gracias a su sencillez y su delicioso sabor. Es perfecto para el verano o cualquier otra época, de seguro los comensales querrán más.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion