Las mascarillas caseras y su efectividad en el cutis

Los elementos cosméticos femeninos para el cuidado y la conservación del rostro han tendido desde tiempos remotos una significación fundamental en las damas, por aquello de la estética y la belleza de la cual siempre ellas hacen gala.

Las empresas se han empeñado en promocionar cualquier tipo de maquillaje con el objetivo de captar a atención de las mujeres, sobre todo de aquellas que por su cotidianidad necesitan siempre lucir hermosas.

Sin embargo con los cambios que se han vivido en la sociedad actual, las damas además de tener esa necesidad de compra de los elementos esenciales para lucir encantadoras, ahora han volteado la mirada hacia lo natural, lo casero de allí la importancia de saber que solución se pueda encontrar.

Algunas mascarillas caseras que te pueden ayudar

Si deseas obtener un rostro verdaderamente suave, entonces la mirada a los elementos naturales como el yogurt es una opción,  el cual debe ser usado con otros ingredientes como el limón y la miel para mejores resultados.

Así pues al yogurt que desde luego debe ser natural, agrega una cucharada pequeña de miel pura de abejas y alrededor de 10 a 12 gotas de limón, une bien estos ingredientes hasta que observes la formación de una pasta homogénea.

Una vez logres la textura deseada, aplícala en el rostro, déjala actuar por 30 minutos, luego de ese tiempo la retiras utilizando agua tibia secando delicadamente con un paño limpio y listo, podrás ver y mejor aún sentir la suavidad en tu cutis una vez cumplido el proceso.

Si por el contrario lo que deseas es humectar la piel de tu rostro, entonces deberás buscar un aguacate y aceite de oliva. Con estos ingredientes harás una mezcla cuya pasta debes aplicar en tu cara, dejándola actuar por 15 minutos y una vez cumplido ese tiempo limpia con agua tibia tu cutis y de inmediato sentirás la diferencia.   

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion