Estreñimiento femenino, sus causas y posibles soluciones

El estreñimiento es una enfermedad la cual es generada, entre otros trastornos, por la falta de movimiento intestinal y la misma es sufrida por un alto porcentaje de la población, sin embargo es en las damas, donde  esta patología es más recurrente.

Aunque es considerada una sintomatología muy común en las mujeres, la misma tiende a responder a una serie de circunstancias propias del sexo femenino y que trataremos de explicar sus razones.

La aparición del estreñimiento en la mujer, está íntimamente ligado a las hormonas y por consiguiente a los consabidos cambios cíclicos que se vive en la menstruación; esta es una condición femenina que las predispone a tal situación estomacal.

Por otro lado, la puesta en práctica de algunas dietas  sin ningún tipo de supervisión y control, mediante las cuales siempre se anda buscando el bajar de peso rápidamente, ya que estas pueden no tener la cantidad de nutrientes necesarios para facilitar los procesos digestivos.

Esta situación, sumada a las pocas acciones que se puedan tomar para solventar este problema, acarreará sin demora, con la aparición de trastornos en la salud intestinal  así pues que debemos tomar en cuenta algunos datos que ayudarán a solventar esta afectación.

Cómo combatir el estreñimiento

Pueden existir mil y una forma de combatir el estreñimiento o en el peor de los casos de mejorar esta condición tan desagradable, sobre todo en una mujer. De allí que el primer paso debe ser mejorar los hábitos alimenticios.

Se debe empezar por hacer de manera completa y balanceada el desayuno, para lo cual vas a necesitar   consumir muchos vegetales, jugos naturales y por supuestos los tradicionales cereales mezclados preferiblemente con yogurt.

No debes dejar de consumir frutos secos, miel pura de abeja, frutas naturales  como por ejemplo la ciruela, también las infusiones ayudan en estos casos, de manera que una buen taza de te de manzanilla le ayudará a ir recurrentemente al baño.

Las cenas deben ser preferiblemente lo suficientemente ligeras, como para que el ejercicio intestinal se haga con mayor tranquilidad, pues con el estómago lleno, puede ser causante de un retraso en los procesos digestivos, retrasando el vaciado de este órgano.  

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion