Ejercicios en casa, una manera de mantenerse en forma

ejercicios

Muchas veces por razones económicas o simplemente porque no tenemos el tiempo que deseamos para dedicarnos a nosotras mismas y darnos la oportunidad de hacer ejercicios, es que optamos por buscar la manera de que nos mantengamos en forma en muestra propia casa. 

En ese sentido también es importante que nos dispongamos a ser disciplinadas no sólo con los quehaceres del hogar, con nuestros hijos y nuestros esposos, sino que también a la hora de hacer los ejercicios en casa, los realicemos con la seriedad que el caso amerita y con la responsabilidad que se necesita. 

Así que si queremos tener un abdomen plano, unas piernas firmes, un trasero que levante envidias y una buena salud, entonces debemos prepararnos a conciencia y darnos el tiempo que necesitamos para estar saludables y vivir bien con nuestro entorno familiar y hasta en el trabajo. 

Algunos ejercicios que nos ayudarán en el objetivo

Si lo que quieres es con estos ejercicios atacar el abdomen, los glúteos y las piernas, entonces presta mucha atención en los consejos que te daremos, para que cada una de estas partes de tu cuerpo, se desarrollen en tu casa, sin la necesidad de asistir a un centro especializado para tal fin.

Lo primero que tenemos que hacer es un calentamiento previo para evitar cualquier tipo de lesión; una vez ya tonificados los músculos procedemos a los ejercicios, comenzando con unos abdominales, realizando tres series de 10 de ellos, descansando unos  segundos entre cada serie para ir acondicionando el cuerpo, y en la medida en que puedas debes ir aumentado las repeticiones y las series. 

Si lo que quieres inicialmente son las piernas y los glúteos, entonces debes buscar una silla firme y fuerte que soporte tu peso, pues te apoyarás en ella para realizar un ejercicio donde debes bajar y subir, teniendo los brazos como elementos de impulso colocados sobre la parte del asiento de la silla; en este caso al igual que los abdominales ejecuta rutinas pequeñas de 10 repeticiones, descansando entre ellas y viendo si las puedes aumentar en la medida que avances en la rutina.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion