Yoga en casa, para relajarse y vivir plenamente

yoga-casa-cuarentena-beneficios

Siempre estamos en la búsqueda de la plenitud en la salud, hacemos dietas controladas, ejercicios bajo supervisión, en fin tratamos en la medida de lo posible estar en concordancia con el entorno, pero siempre nos cuesta encontrar ese punto que nos permita estar relajadas, pero siempre estamos alejadas de logarlo plenamente. 

El mundo del ejercicio nos da esa posibilidad de estar saludables y relajadas al mismo tiempo, y una de esas posibilidades nos las ofrece sin lugar a dudas la yoga, esta técnica milenaria, nos da esa relajación que buscamos, así como también nos aporta múltiples beneficios, de manera que practicarla es una opción muy valedera. 

La yoga nos da la posibilidad de fortalecer los músculos y los huesos, nos aporta mayor flexibilidad, no da esa sensación de alivio en algún dolor que tengamos, y lo más importante entre otros beneficios que nos inyecta, nos permite conservarnos más jóvenes, pues contribuye a oxigenar nuestro cerebro y a eliminar toxinas. 

Cómo hacer yoga en casa 

No es motivo de alarma no conocer a profundidad  esta manera de hacer ejercicios utilizando la yoga como herramienta, pero de todos modos es importante ir paso a paso; dentro de los primeros ejercicios que debemos realizar como principiantes encontramos el elemental “gato/vaca”, una postura muy recomendable para columna, pues debemos movernos a gatas lentamente, hasta lograr la relajación completa. 

También, podemos iniciarnos con otro ejercicio de yoga conocido como “ardha matsyendrasana”, lo cual no es otra cosa que estando sentada realizar una torsión de nuestro cuerpo a nivel de la cintura, la cual no se afecta para nada, siempre y cuando se haga con lentitud y hasta donde el mismo cuerpo no lo permita, para no forzarlo. 

En la ejecución de estos ejercicios y en otros de corte similar debemos realizar una pausa; en este tiempo de relativa inactividad, hagamos movimientos con nuestros brazos para fortalecer los procesos de respiración, la cual debe ser controlada para permitir la relajación paulatina de nuestro cuerpo.   

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion